Etiqueta verde y productos naturales

Si lleva etiqueta verde será de origen natural… ¿seguro?

Parece que en los últimos años hay una tendencia creciente hacia lo bio, lo eco, lo natural… pero, ¿son productos realmente naturales? Que un envase tenga apariencia de reciclado, con una etiqueta verde o un diseño que evoca valores de la naturaleza no significa que realmente lo sea. Descubre en este artículo cómo identificarlo.

En muchos de estos casos se trata de ‘greenwashing’ o el engaño verde (ecológico) , es decir, cuando una marca intenta inducir falsamente entre los consumidores su preocupación medioambiental y buenas prácticas sobre el producto o servicio que comercializa, por ejemplo con una etiqueta verde o diseño de estilo natural.

El mercado está invadido de etiquetas de este tipo, que otorgan el supuesto sello verde a todo tipo de productos no sólo en cosmética sino también en alimentación, madera o textil.

El hecho de que no existan estándares unificados con sellos o certificados sobre el origen y tratamiento real de las materias primas y composición de esos productos no ayuda a tener una referencia de consulta entre los consumidores.

Es bastante fácil encontrar en tiendas, herboristerías o herbolarios marcas de cremas y otros productos supuestamente naturales que, en cambio, incluyen entre sus ingredientes ftalatos, parabenes, siliconas y derivados del petróleo, entre otras sustancias. Nuestra principal referencia a seguir en este tema, la Red Ecoestética, incluso ha iniciado una iniciativa colectiva para detectar e identificar los falsos econaturales del mercado e intentar así paliar la confusión, y que va agrupando en este tablero de Pinterest.

Como consumidores tenemos principalmente dos instrumentos para distinguir y reconocer cuándo se trata de cosmética natural:

  • A través del INCI, que es el listado que por ley todo producto ha de incluir de sus ingredientes. Leer y entender un INCI puede ser una tarea algo compleja, al menos si no eres licenciado en química. Puedes encontrar información práctica para ayudarte a leer el INCI en este artículo.
  • A través de sellos y certificados ecológicos, que garantizan la presencia de elementos ecológicos y respetuosos en la composición de un producto cosmético. Algunos de los más populares son Ecocert o BDIH. A día de hoy no existe un certificado estandarizado, cada entidad tiene diferentes criterios para dejar que una marca pueda estampar su sello en el envase del producto, para saber más sobre los certificados ecológicos no te pierdas este artículo.

¿Qué sorpresas te has llevado con un cosmético aparentemente natural?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *