Archivos por Etiqueta: árbol del té

Usar aceite del árbol del té como anti piojos

El mejor antipiojos: el aceite del árbol del té

¡¡Pánico!!, ¡¡el niño o niña trae piojos a casa!!, una escena que a muchos os resultará conocida especialmente en esta época de comienzo escolar. En ese momento de horror comienza el desfile de lociones capilares, champús y tratamientos antipiojos… Hay cientos de productos en el mercado para combatirlos, pero todos con base química y, en muchos casos, potencialmente tóxicos. Si quieres tener a mano un remedio natural, efectivo y no tóxico para eliminar los piojos es tan sencillo como tener en casa aceite esencial de árbol del té. Además de combatir estos importunos bichitos se convertirá en un multiuso básico en el neceser de la familia y para el hogar.

Un poco de historia del árbol del té

El árbol del té (Melaleuca Alternifolia) es hoy un comodín de los aromaterapeutas, por su versatilidad y multitud de aplicaciones. Originalmente proviene de Australia, donde los aborígenes primero y luego los colonos lo utilizarían para sus remedios naturales. Después de la Primera Guerra Mundial es cuando se empezó a estudiar seriamente sus posibilidades de incorporación a la medicina, ya que los soldados australianos lo llevaban consigo en el frente originando una alta demandan y provocando un mayor interés por conocer las propiedades de esta planta. Sin embargo, en décadas posteriores su producción disminuyó, en parte por la dificultad de recolección ya que el árbol vive en lugares de difícil acceso y en parte por la popularidad que alcanzó en esas décadas la medicina sintética, desbancando los remedios naturales. Habría que esperar hasta los años 70 para que el árbol del té volviera a situarse en primera línea de producción.

Es importante a la hora de buscar aceite del árbol del té asegurarnos que es puro y no está mezclado con otras sustancias si tiene un listado de ingredientes (INCI), además de comprobar su procedencia ecológica, bien a través de algún certificado o bien por la información que dé la propia marca o productor.

Aceite esencial del árbol del té

Propiedades del árbol del té

Los primeros estudios allá por la década de 1930 ya fueron capaces de demostrar el gran poder desinfectante de la planta. Investigaciones posteriores vendrían a seguir confirmando la fuerza del árbol del té contra los gérmenes y bacterias:

“Los resultados obtenidos en 1983, por los Associated Foodstuff Laboratories australianos, en un test de esterilización cutánea realizado para comprobar sus cualidades bacteriostáticas, fueron extraordinarios: utilizando frotis, se contabilizaron más de 3.000 bacterias por 50cm en las manos sin lavar; algo más de 2.000 después de lavárselas en agua destilada; y menos de 3 unidades (de hecho, no era posible detectar ninguna) después de limpiarlas con aceite de árbol del té. Podemos imaginar los eficaz que podría resultar una sola gota de aceite en el agua de lavar la vajilla.” Fuente: ‘Aromaterapia. Enciclopedia de las plantas aromáticas y de sus aceites esenciales’, Danièle Ryman.

En cosmética se aprovechan las hojas y sobre todo el aceite esencial que de ellas se obtiene por destilación. Tiene propiedades antisépticas, antibacterianas, antivirales, cicatrizantes, antiinflamatorias, desodorantes y dermo-protectoras. Lo veremos en muchos productos de cosmética natural como ingrediente Melaleuca altenifolia oil o Tea Tree Essential Oil en inglés, por ejemplo:

En medicina es utilizado para tratar quemaduras y enfermedades ginecológicas, también en infecciones de oído, nariz, garganta y boca. Además, se utiliza en productos de higiene personal, para la limpieza del hogar o de hospitales, como repelente de mosquitos, en veterinaria, en dermatología para tratar el acné, forúnculos, hongos, picaduras…

Se aplica el aceite esencial puro en gotas para masaje, baño o en inhalaciones. O bien incorporado en dentífricos, cremas faciales, pomadas, desodorantes, champús y geles de baño.

 

Aceite de árbol del té contra los piojos

Como remedio natural para erradicar los piojos que ya están, y prevenir que aparezcan nuevos, lo mejor es añadir al champú unas gotas del aceite esencial del árbol del té. Tras el lavado, basta con aplicar en el mismo peine de púas finas unas gotas. Si queremos una total prevención, se puede aplicar una gota de árbol del té, mejor diluido en algún aceite vegetal como aceite del almendras, con un algodón detrás de las orejas del niño/a y esto actuará como un perfecto repelente de piojos.

Como medida extra al final del lavado del cabello se puede aclarar el cabello con vinagre, ya que el ácido acético que contiene ayudará a que las liendres se despeguen del cabello y sea así más efectiva y fácil su posterior eliminación con el peine antipiojos que habremos bañados con las gotas del aceite del árbol del té. Además, el vinagre es un excelente acondicionador natural para el cabello, lo mantiene limpio, brillante y actúa como desenredante.

¿Has probado alguna vez el aceite esencial de árbol del té como remedio natural antipiojos?

Advertencia: el aceite de árbol del té es de uso externo, por lo que bajo ninguna circunstancia se ha de ingerir. Como ocurre con todos los aceites esenciales, por su alta concentración, sólo son necesarias unas pocas gotas para que sea eficaz. Evitar su uso en mujeres embarazadas y bebés.