Archivos por Etiqueta: lavanda

Lavanda, propiedades, usos y consejos

Lavanda, aroma de hogar y de paz, calmante y purificador

La lavanda posee uno de los aromas más conocidos y utilizados en cosmética, hogar y limpieza. Usada desde la antigüedad por lavanderas para limpiar la ropa, por los romanos para perfumar los baños o por los hebreos para las fumigaciones, la lavanda es la planta estrella para purificar el cuerpo y el alma. No en vano su nombre significa lavar, del latín lavare. ¿Te gustaría descubrir y sacar el máximo partido a esta maravillosa planta? Sigue leyendo para conocer todas las propiedades de la lavanda, aplicaciones y recetas.

Existe un centenar de variedades diferentes de lavanda, todas pertenecientes a la familia Labiadas (Labiatae). Las más usadas y populares son la lavanda fina, el espliego y la lavanda híbrida, más conocida esta última como lavandín. La más apreciada de todas, la lavanda fina, crecía originalmente en las montañas de la Alta Provenza francesa a bastante altura. La cosecha comercial ahora procede sobre todo de Francia, España, Bulgaria y Rusia.

OJO con la procedencia de la lavanda, ya que es fácil encontrar en el mercado falsificada por lavandín mezclado con acetato sintético. Esto es porque de 100kg de flores de la variedad lavandín se extrae 3kg de su aceite esencial, mientras que de las flores de lavanda fina sólo se obtendrían entre 500-600 gramos de aceite esencial. La producción de lavandín es mucho menos costosa, y en el mercado puede estar además diluído el aceite o mezclado con otras sustancias. Asegúrate que estás adquiriendo aceite puro, siempre hay que comprobar el origen de la lavanda y el tipo de planta que es, así como su pureza.

Nombre científico de la lavanda en sus tres variedades más comunes tal y como lo encontraremos en el INCI de la etiqueta de los productos de cosmética:

  1. Lavanda fina: Lavandula vera o angustifolia/officinalis. Es la variedad más delicada, con las propiedades calmantes terapéuticas más acentuadas.
  2. Espliego: Lavandula espica. Es la variedad que contiene propiedades medicinales más bactericidas y cicatrizantes.
  3. Lavandín: Lavandula fragans/delphinensis. Muy adecuada para usarla en armarios y ambientador.

Para Qué Sirve la Lavanda

A modo terapúetico la lavanda tiene numerosas aplicaciones, destacando:

  • Para tratar trastornos musculares, a través de masajes o friegas con un aceite portador, calambres, analgésico, sedante y muy calmante.
  • En la piel ayuda en los casos de dermatitis, cicatrices, alergias y pieles delicadas así como acné, es antiflamatorio, ligeramente antiséptico, cicatrizante y regenerador.
  • También es muy útil para tratar las picaduras de mosquitos e insectos, incluso pequeñas quemaduras, especialmente la variedad de espliego, gracias a su mayor poder calmante, analgésico, bactericida y cicatrizante. Mira este remedio DIY para las picaduras de mosquitos.
  • Para trastornos del sueño, ayuda a relajar y conciliar mejor el sueño.

Energéticamente, la lavanda fina es un aceite muy utilizado en aromaterapia para aportar armonía y equilibrio, relaja, tranquiliza, apacigua las emociones, el nerviosismo, la ansiedad, los miedos y fobias, las tensiones nerviosas. Puedes usarlo con este fin en un quemador de esencias.

*RECETA RELAJANTE: después de un día estresante, nada mejor que un baño de lavanda para purificar y relajar cuerpo y alma. Mezclar una cucharada de miel, otra de aceite vegetal de jojoba y 10 gotas de aceite esencial de lavanda y añadirlas al agua de baño. ¡Saldrás totalmente renovada!

La variedad de lavandín contiene más alcanfor y por su composición no tiene el efecto sedante y calmante de la lavanda fina. Por tanto, no tiene las propiedades medicinales de esta última, pero su aplicación como ambientador y aroma para el hogar es perfecta.

Recolección de lavanda*CONSEJO PARA EL HOGAR: con las flores de lavanda puedes hacer tus propios saquitos de armarios y ambientadores. Es frecuente encontrar el arbusto en el campo y montaña, dando un paseo sólo necesitas recoger unas ramas de la planta, dejar que sequen y rellenar con sus pequeñas flores los saquitos, a ser posible con materiales de fibras naturales, como lino o algodón. Puedes potenciar su aroma agregando en el interior unas gotas del aceite esencial de lavanda. ¡¡Estos saquitos además de aromatizar ahuyentarán insectos y polillas de tus armarios y cajones!!

La lavanda es un ingrediente básico en cosmética natural, normalmente se utiliza el aceite esencial o en agua floral, para enriquecer con sus fantásticas propiedades jabones, cremas, geles y lociones corporales.

Productos con Lavanda, Calmantes y Purificantes

En general, por sus múltiples propiedades la lavanda es muy versátil siendo recomendable para todo tipo de piel, es muy frecuente encontrarla en la formulación de cosméticos con los que queremos conseguir un efecto calmante.  De forma específica, por su poder purificante es muy apropiado también para equilibrar pieles con exceso de grasa.

Podemos encontrar lavanda en la composición de multitud de productos cosméticos, éstos son sólo algunos ejemplo:

¿Te gusta el aroma de lavanda?, ¿para qué te gusta usar la lavanda?

¡¡Recuerda que hay que tener mucha precaución en el uso de aceites esenciales, y es muy importante no utilizarlos directamente en embarazadas y niños!!