Archivos por Etiqueta: tensioactivos

El mito de la espuma en el aseo personal

El falso mito de la espuma en el aseo personal

“Para que limpie de verdad un gel o un champú tiene que hacer mucha espuma” Esto lo hemos oído mil veces y así lo esperamos en nuestros productos de aseo personal, “que haga espuma, que se note que limpia bien”. Pues bien, esto es un mito que hemos creado y nos hemos creído, cuando en realidad la espuma no es tan necesaria para que el producto de higiene limpie. Vemos por qué.

Los productos de aseo personal como geles o champús están compuestos básicamente de agua, agente espesante que le da una consistencia menos líquida y por una base detergente, que tiene la función de agente limpiador.

En la cosmética convencional, donde encontramos geles y champús a precios muy bajos en cualquier supermercado, estos productos suelen estar atiborrados de detergentes químicos muy fuertes y en una alta proporción, lo que hace que produzcan mucha espuma pero también que sean muy agresivos para la piel y el cuero cabelludo.

Cómo reconocer detergentes químicos en los productos cosméticos

Hoy día la ducha diaria está más que establecida en nuestro hábito de limpieza diaria, incluso hay quien se ducha dos veces al día. Pero en realidad, teniendo en cuenta nuestro estilo de vida y los tipos de trabajos más habituales, no necesitaríamos cada día aplicarnos un detergente tan fuerte para limpiarnos.

Estas bases detergentes se encuentran en geles de baño, champús, jabones líquidos, dentífricos entre otros. Son especialmente agresivos con la piel los tensioactivos aniónicos, los más comunes el Sodium Lauryl Sulfate y Sodium Laureth Sulfate, que se encargan de hacer la espuma. Pueden resecar el pelo y la piel, provocar irritación en los ojos y reacciones alérgicas, incluso favorecer la pérdida del cabello.

Otros ingredientes detergentes fuertes los veremos en el INCI como: Ammonium Lauryl Sulfate, Disodium Laurteh Sulfosuccinate, Sodium Laureth Sulfate, Sodium Lauryl Sulfate, Sodium Lauryl Sulfoacetate, Sodium Myreth Sulfate.

Espuma, sí o no

De vez en cuando aparece el debate en sociedad sobre si tenemos una higiene excesiva que, en última instancia, se relaciona con nuevas alergias y reacciones en la piel, especialmente en los niños. Por eso para nuestro aseo personal es recomendable elegir productos que no dañen nuestra piel, que no irriten nuestro cuero cabelludo y, a ser posible, que ayuden a cuidarlo y protegerlo.

La espuma no es fundamental para la higiene, en la cosmética natural este tipo de agentes limpiadores tan agresivos son sustituidos por otros más suaves y que tienen procedencia vegetal. Aunque no hacen tanta espuma como los detergentes sintéticos, son igualmente efectivos en su función limpiadora, protegiendo la piel y el cuero cabelludo. Además se le añaden otros ingredientes acondicionadores o como tratamiento específico, por ejemplo anticaspa, piel sensible, etc. Estos ingredientes se aplican en forma de hidrolatos o extractos vegetales, también pueden incluir aceites esenciales, vitaminas o derivados de animales, como la miel, la lanolina, la seda…, en cuyo caso no sería apto para veganos.

Algunos de los detergentes suaves según podremos ver más comúnmente en el INCI de geles y champús econaturales son: Disodium Cocoyl Glutamate, Sodium Cocoyl Glutamate, Coco Glucoside, Lauryl Glucoside, Sodium Lauroyl sarcosante, Sodium Lauryl Glucoside Carboxylate, Sodium Cocoamphoacetate, Capryl/Capramidopropyl Betaine, Sodium Methyl Cocoyl Taurate.

En definitiva, en nuestro aseo personal no necesitamos montañas de espuma para una buena higiene y cuidado de la piel, nuestra piel y cabello agradecerán que renunciemos a detergentes agresivos y optemos por sustancias econaturales mucho más suaves e igual de eficaces en nuestra limpieza diaria.